Qué es el precio de mercado y cómo establecerlo apropiadamente

El Precio de Mercado

Conocé esta guía esencial para establecer un precio favorable, generar ganancia y beneficio al comprador. Cual sea el tipo de producto que agregue en Chappish.com para vender, necesitarás un precio. Ponerle precio ya sea un producto creado o bien de uno que ya existe, ahí es donde las cosas se ponen difíciles. Puede ser difícil ponerles precio a sus productos porque si sube demasiado, puede asustar a los compradores. Y, si baja demasiado, la gente puede dudar de la calidad de sus productos. Para ayudarlo a fijar el precio de sus productos, siga leyendo y tendrás una guía de cómo establecer el precio.


¿Qué es el precio de mercado?


El precio de mercado es el precio actual al que se puede comprar un servicio o bien un producto. El precio de Mercado se alcanza cuando las fuerzas de oferta y demanda se encuentran. Entremos a fondo con más detalles que pueden cambiar el precio de tu producto cuando lo subas en Chappish Marketplace.


Percepción del cliente


Hablemos del “Self-Marketing”, tu producto, tu marca, comercio es tu reputación y una percepción habla o mejor dicho, vende por sí mismo. Dale vida a tus productos, en Chappish Marketplace obtienes reseñas a tú tienda y productos, aprovecha la oportunidad de poder destacar de otros comerciantes y destácate obteniendo reseñas. Recuerda revisar tus reseñas en tu cuenta.

Si deseas que piensen en tu comercio como de alta calidad, necesitas una tienda/perfil online elegante, un empaque impecable y un servicio de mensajería de primera clase. Estos factores suenan a un precio más alto, pero en Chappish los obtienes sin ningún costo así que no te preocupes, te tenemos cubierto, al registrarte con nosotros obtienes todo eso y más.

Algunas de las preguntas que puedes hacerte para incrementar la percepción del cliente son: ¿Cómo quieres que tus clientes te perciban? ¿Desea que la gente piense que su calidad es premium/alta, media o ganga/baja? Quizás sus materiales sean mejores que los utilizados por cualquier otra persona en el mercado. O quizás tengas las mejores gangas en la red.

Tome unas zapatillas Nike y Adidas, por ejemplo. Ambos son solo zapatillas al fin del día, pero la calidad de los materiales y el valor percibido es lo que marca la diferencia.


¿Qué pasa con la competencia?


Después de haber determinado lo que le gustaría obtener como ganancia, puede mirar a sus competidores y determinar si debe aumentar o incluso disminuir sus precios. Los sitios web y las revistas de la industria parecen estar de acuerdo en que mirar entre cinco y 10 competidores debería ser suficiente para que usted determine dónde se encuentra su precio en el mercado. Si se da cuenta de que su precio es significativamente más alto que la competencia, es posible que deba justificar por qué.
Sin embargo, si su precio es mucho más bajo, puede usarlo como una herramienta para atraer nuevos clientes o como una señal de que puede aumentar sus precios.


Hagamos la formula; Precio – Costo = Beneficio


Supongamos que está vendiendo tazas con sublimado, después de considerar todos los costos, determina que su número de equilibrio es de Q24.00. Necesitas pensar qué tipo de beneficio te gustaría tener. Si quieres una ganancia de Q24.00, venderías cada taza a Q48.00. Esto se llama keystoning, o marca su precio de compra al 100%. La simplicidad de simplemente duplicar el precio de compra es lo que hace que esta estrategia de precios sea tan común.


Tené en consideración lo siguiente:


Un precio no es un número sacado de la nada, ni es un sueño al que llegas con la esperanza de poder simplemente hacer un bote lleno de efectivo. Tené en cuenta los siguientes factores a medida que llegue al precio de su producto:

• Los honorarios por envío y empaque a su almacén y / o el costo de envío y manejo para llevar el producto al consumidor (Afortunadamente en Chappish tú no pagas envío).
• Costo de la producción en sí (es decir, costos de mano de obra para hacer el producto, sí aplica).
• Servicio al cliente y costos de personal.
• Costo de los materiales utilizados en la producción.
• Costos asociados con la fabricación.

Decidí lo que pensés que es mejor (tómalo con un grano de sal)


La buena noticia es que, independientemente del precio que elija, siempre puede cambiar el precio más adelante, en tu perfil puedes decidir si ofertarlo por tiempo predeterminado, aumentarle o bajar de precio en un par de segundos. Esa es la belleza de tener su propia tienda minorista después de todo. Tú hacés las reglas. Si ingresa al mercado con un precio que es más alto que el de todos los demás, pero su material se está agotando de su inventario más rápido de lo que puede producirlo, es posible que deseés mantener tus precios tal como están. Si, por el contrario, sus productos no se mueven, es posible que sea hora de reducir su precio.

Desafortunadamente, incluso cuando baja su precio, es posible que sus productos aún no se muevan. Esto podría indicar que hay otro problema en juego, como su estrategia de marketing o algún otro factor.